lunes, 14 de diciembre de 2009

Rafael (Raffaello Sanzio) 1483-1520.

Nació en Urbino, junto a la frontera sur de la república de San Marino, en territorio italiano. Uno de los tres grandes maestros de la pintura del alto renacimiento, famoso por sus madonnas y obras religiosas en el Vaticano. Su primer paso fue el contacto con los trabajos de Signorelli y Uccello entre otros.
A los 17 años se transforma en pupilo de El Perugino, del cual hereda la simpleza que evita retratar los detalles en exceso. Rafael, sorprende con la claridad de sus formas, es sencillo y directo.
Poco a poco, alejándose de la influencia del maestro, se inclina hacia la manera de pintar de sus compañeros Leonardo y Miguel Angel, con quienes se une en Florencia alrededor en 1504. Los tres son llamados a decorar la capilla Sixtina en Roma, hoy en el Vaticano.



Los frescos de Rafael gozan de estilo personal, distante del detallismo florentino desarrollado en ese mismo lugar por Botticelli, Ghirlandaio y della Francesca. Sin embargo, en sus obras de pintor ya maduro, si se trata de influencias, asoma la mano del más talentoso de todos los tiempos: Miguel Angel.


Pala dell'altare di San Nicola da Tolentino, dettaglio  di un angelo 1501


La donna velata 1516


Ritratto di Baldassare Castiglione


S.Sebastiano  1501-02


Gesù Cristo in croce con la Madonna, San Girolamo,Maria Maddalenae Giovanni Battista (pala d'altare di Città di Castello) 1502


Dettaglio della pala dell'altare di San Nicola  da Tolentino 1500-01


Madonna della seggiola intorno al 1518


Ritratto di cardinal


S. Giorgio che lotta col drago -  1505


La Bella Giardiniera - 1507


La visione di Ezechiele - 1518


S. Giorgioe il drago


La sepoltura


La trasfigurazione incompiuto dipinto  in collaborazione con Giulio Romano - 1518-15 - olio su pannello - Pinacoteca Vaticana -


Gesù Cristo che porta la croca -  1517


Ritratto di giovane (La Fornarina)   - 1518-19 -  olio su legno -  Galleria Nazionale Roma  -

Fuente: http://pintoresfamosos.juegofanatico.cl/rafael.htm





Biografía


Raffaello Sanzio, también conocido como Rafael de Urbino o simplemente Rafael1 [a] (* Urbino, actual Italia, 6 de abril de 1483 – † Roma, 6 de abril de 15201 ), fue un pintor y arquitecto italiano del Renacimiento. Es célebre por la perfección y gracia de sus pinturas y dibujos. Junto con Miguel Ángel y Leonardo da Vinci forma el trío de los grandes maestros del período.2
Murió el día en que cumplía los treinta y siete años, y nació y murió en Viernes Santo.[b] A pesar de su muerte prematura fue inmensamente productiva, creando así, una inusual pero gran colección de pinturas. La cual en gran parte se conserva, sobre todo en los Museos Vaticanos. Estos albergan Las Estancias de Rafael, que fue el trabajo central y a la vez, el más grande de su carrera, quedando sin terminar a causa de su muerte.
Después de sus años de juventud en Roma, gran parte de su obra, a pesar de haber sido diseñada por él, fue ejecutada por su taller, con una considerable pérdida de calidad. Ejerció una gran influencia en su época, aunque fuera de Roma su obra fue conocida sobre todo a través de la producción que hicieron los talleres de grabado que colaboraban con él. Después de su muerte, la influencia de su principal rival, Miguel Ángel, fue más intensa hasta los siglos XVIII y XIX, cuando las cualidades más serenas y armoniosas de Rafael fueron consideradas de nuevo como un modelo superior.
Su carrera se dividió de manera natural en tres fases y tres estilos, descritos así por Giorgio Vasari: sus primeros años en Umbría, el periodo posterior de cuatro años en Florencia (1504-1508), donde absorbió las tradiciones artísticas de la ciudad, y finalmente su último y triunfal período de doce años en Roma, trabajando para los papas y su corte.3

Urbino

Rafael nació en Urbino (una pequeña ciudad de la Italia central), en la región de Marcas, pero importante desde el punto de vista artístico,4 donde su padre Giovanni Santi era pintor de la corte del duque. La reputación de la corte había sido establecida por Federico da Montefeltro, un condotiero que había sido nombrado duque de Urbino por el papa Sixto IV - Urbino formaba parte de los Estados Pontificios - y que murió el año anterior al nacimiento de Rafael. Los intereses de la corte de Federigo eran más bien literarios y no artísticos, pero Giovanni Santi era poeta, además de pintor; había escrito una crónica con rimas acerca de la vida de Federigo y escribía y hacía los decorados de las mascaradas para el entretenimiento de la corte. Su poema a Federigo lo muestra como gran conocedor de los principales pintores del norte de Italia, así como de los primitivos flamencos.5 En la pequeña corte de Urbino Giovanni fue integrado en el círculo íntimo de la familia en un grado superior al que era habitual en otras cortes italianas.6
A Federigo lo sucedió su hijo Guidobaldo da Montefeltro, quien se casó con Elisabetta Gonzaga, hija del caudillo de Mantua, la más brillante entre las pequeñas cortes italianas en cuanto a su vida musical y artística. Bajo su gobierno la corte continuó siendo un importante centro de cultura literaria. Crecer en el seno de esta pequeña corte le dio a Rafael la oportunidad de aprender las maneras pulidas y las habilidades sociales tan alabadas en él por Vasari.7 La vida cortesana de Urbino en esta época sería poco después considerada por Baldassare Castiglione, en su obra El libro del cortesano (1528), como modelo de virtudes de una corte humanista italiana. Castiglione se instaló en Urbino en el año 1504, cuando Rafael ya no residía en ella; sin embargo, la visitaba muy a menudo, lo que dio como resultado que se convirtieran en grandes amigos. Otros visitantes habituales de la corte también se convirtieron en sus amigos: Pietro Bibbiena y Pietro Bembo,nombrados ambos cardenales más tarde, eran conocidos entonces como buenos escritores y vivieron en Roma al mismo tiempo que Rafael. Rafael se movió con comodidad en las altas esferas sociales durante toda su vida, lo que ha sido uno de los factores que han contribuido a dar una falsa impresión de una carrera artística fácil. Sin embargo, no recibió una completa educación humanística, por lo tanto no se sabe con claridad si leía fácilmente en latín.8


Primeros años

Nació en Urbino (Italia) hijo de un pintor de la localidad. En el año 1491, murió su madre, Magia, y el 1 de agosto de 1494 su padre (quien volvió a casarse). Con tan sólo 11 años, quedó huérfano de padre y madre, bajo la custodia legal de su tío llamado Bartolomeo, sacerdote, quien inició un litigio con la madrastra del chico. Sin embargo, continuó viviendo con su madrastra cuando no acudía a su aprendizaje con un maestro. Aun así, ya había dado muestra de su talento, según Giorgio Vasari, quien cuenta que Rafael había sido "una gran ayuda para su padre".9 10 Un brillante autorretrato de su adolescencia muestra su precoz talento.11 El taller de su padre continuó y, probablemente en compañía de su madrastra, Rafael jugó un relevante papel en su gestión desde su juventud. En Urbino tuvo la oportunidad de conocer la obra de Paolo Uccelli, el precedente pintor de la corte († 1475), y de Luca Signorelli, quien hasta el año 1498 residió y trabajó en la próxima Città di Castello.12
Según Vasari, su padre lo colocó en el taller del maestro de Umbria Pietro Perugino como aprendiz, «a pesar de las lágrimas de su madre». La evidencia de un periodo de aprendizaje viene sólo de Vasari y de otra fuente,13 y ha sido discutida-su madre murió cuando él tenía ocho años, lo que es demasiado pronto para empezar el aprendizaje. Una teoría alternativa es que recibió algún adiestramiento de Timoteo Viti, quien era pintor de la corte de Urbino desde 1495.14 Pero los historiadores modernos están de acuerdo en que Rafael trabajó al menos como ayudante de Perugino desde alrededor de 1500; la influencia de Perugino en las primeras obras de Rafael es muy evidente: "probablemente ningún otro discípulo de talento había absorbido las enseñanzas de su maestro como lo hizo Rafael, aún comparándolo con Leonardo da Vinci y Rafael Sanzio", según Wölfflin.15 Vasari escribe que, en cuanto a este período, era imposible distinguir las obras de ambos artistas, pero muchos historiadores del arte modernos afirman haber detectado las partes que Rafael pintó como ayudante en obras de Perugino o de su taller. Aparte de la similitud estilística, sus técnicas eran también muy similares, por ejemplo en la densa aplicación de la pintura, con el uso de un medio a base de barniz, en las sombras y los adornos oscuros, pero con una aplicación más ligera en las partes de carne. Un exceso de resina en el barniz ha causado a menudo grietas en áreas de las pinturas de ambos maestros.16 El taller de Perugino era activo tanto en Perugia como en Florencia, quizá con dos sucursales permanentes.17 Se considera que en el año de 1501 Rafael era un maestro de pleno derecho, completamente formado.
Su primera obra documentada fue el Retablo Baronci (aunque hay una controversia con La resurrección de Cristo que fue realizada entre los años 1499 y 1501) para la Iglesia de San Nicolás de Tolentino en Città di Castello, una ciudad a medio camino entre Perugia y Urbino. Evangelista da Pian di Melet, quien había trabajado para su padre, compartió el encargo. El encargo de la obra data de 1500 y fue terminada en 1501, hoy en día sólo quedan algunas porciones y un boceto preparatorio.[c] Durante los siguientes años pintó obras para otras iglesias, incluyendo la Crucifixión Mond (alrededor de 1503) y Los desposorios de la Virgen de la Pinacoteca di Brera, así como obras para Perugia, como el Retablo Oddi (La anunciación , La Adoración de los Magos y La coronación de la Virgen 1501-1503). Probablemente también visitó Florencia en esta época. Se trata de obras mayores, algunas de ellas como frescos, en las que Rafael limita la composición al estático estilo de Perugino. En estos años también pintó muchas pequeñas y exquisitas pinturas de caballete, la mayor parte probablemente para amantes de la pintura de la corte de Urbino, como Las Gracias o San Miguel, y empezó a pintar Virgen con el Niño entronizados y santos.18 En el año de 1502 fue a Siena por invitación de otro discípulo de Perugino, Pinturicchio, "al ser amigo de Rafael y conocedor de su capacidad como artista de la más elevada calidad", porque le ayudó con las obras, y muy probablemente con los dibujos, para una serie de frescos en la Biblioteca Piccolomini de la Catedral de Siena.19 Es bien evidente que en esta etapa temprana de su carrera ya era un artista muy solicitado.

Influencia florentina

Rafael llevó una vida de "nómada", trabajando en distintos lugares del norte de Italia, pero pasando una buena parte de su tiempo en Florencia, quizás desde el año 1504. Así, aunque se habla del "período florentino" de Rafael entre 1504 y 1508, hay que decir que nunca residió de forma continua.21 En cualquier caso, tal vez de tanto en tanto, tenía que visitar la ciudad para proveerse de materiales. Hay una carta de recomendación de Rafael, fechada en octubre de 1504, de la madre del siguiente duque de Urbino al Gonfaloniere de Florencia: "El portador de ésta es Rafael, pintor de Urbino, quien, ha sido dotado para esta profesión y que ha determinado pasar algún tiempo en Florencia para continuar con sus estudios. Su padre fue muy honesto y yo lo quería mucho, y el hijo es un joven sensible y pulido; tanto por una cosa como para la otra le tengo gran afecto..."22
Como anteriormente con Perugino y otros, Rafael fue capaz de asimilar la influencia del arte florentino, respetando la evolución de su propio estilo. Los frescos que hizo en Perugia alrededor de 1505 muestran una nueva calidad monumental en las figuras, que podría evidenciar la influencia de Fra Bartolomeo, de quien Vasari dice fue amigo. Pero la influencia más punzante en este período fue la de Leonardo da Vinci, quien volvió a la ciudad entre 1500 y 1506. Las figuras de Rafael comenzaron a tomar posiciones más complejas y dinámicas, y aunque todavía los temas eran mayoritariamente "reposados" empezó a hacer bocetos de hombres desnudos luchando, una de sus mayores obsesiones de este período florentino. Otro dibujo es el retrato de una mujer joven, utilizando la composición piramidal en tres cuartos de la reciente Mona Lisa, pero con una apariencia completamente rafaelesca. Otra de las invenciones compositivas de Leonardo, la piramidal Sagrada Familia, se repitió en una serie de obras que se consideran entre sus más famosas pinturas de caballete. En la Royal Collection hay un dibujo de Rafael de la obra perdida de Leonardo Leda y el cisne, del que tomó la postura en contrapposto para su Santa Catalina de Alejandría.23 También perfeccionó su propia versión del sfumato de Leonardo, para dar más sutileza a la representación de la carne, y desenvulpar el intercambio de miradas entre los grupos, aunque mucho menos enigmáticos que los conseguidos por Leonardo. Además, supo conservar en sus obras la suave y clara luz de Perugino.24
Leonardo era poco menos de una treintena de años mayor que Rafael, pero Miguel Ángel, que en esa época residía en Roma, era sólo ocho años mayor. Miguel Ángel detestaba a Leonardo, y en Roma empezó a detestar a Rafael incluso más aún, atribuyendo conspiraciones contra él.25 Rafael debió conocer sus obras en Florencia, pero sus obras más originales de esta época apuntan en una dirección muy diferente. En su Santo entierro sitúa, al modo clásico de los sarcófagos, todas las figuras en la frente, en un arreglo complejo y no del todo exitoso. Wöllflin detecta la influencia de la Virgen de Miguel Ángel en el Tondo Doni en la figura arrodillada de la derecha, pero el resto de la composición se aleja mucho de su estilo, o del de Leonardo. Aunque fue obra muy considerada en su época, y mucho después retirada a la fuerza de Perugia por los Borghese, se trata de una obra aislada en la producción de Rafael. Su clasicismo tomaría después una dirección menos "literal".26

Las Estancias vaticanas

A finales de 1508 se traslada a Roma, donde entró al servicio del papa Julio II, probablemente gracias a la recomendación de su arquitecto Donato Bramante, quien por entonces trabajaba en la basílica de San Pedro, era natural de Urbino y tenía alguna relación con Rafael.27 A diferencia de Miquel Angel, que estuvo ocioso durante algunos meses en Roma antes de recibir los primeros encargos28 El joven artista recibió rápidamente el encargo de decorar al fresco la que habría de ser la biblioteca privada del pontífice en el Vaticano.29 Este era un proyecto mucho más importante y extenso que cualquiera en el que hubiera trabajado hasta ese momento, pues hasta la fecha no había pasado de hacer algún retablo en Florencia. En su equipo había otros artistas trabajando en diferentes estancias, muchos de ellos pintando sobre obras encargadas por el odiado predecesor de Julio II, el papa español Alejandro VI. El nuevo papa había decidido borrar cualquier vestigio del papa Borgia, incluyendo sus escudos de armas.30 Uno de ellos fue Miguel Angel, que recibió el encargo de pintar la cúpula de la Capilla Sixtina.
La primera de las célebres Stanze o como serían conocidas en el futuro, Estancias de Rafael que comenzó a pintar, es la conocida como Stanza della Segnatura (por el uso que tenía en tiempos de Vasari), produciría un impacto extraordinario en el arte romano. Hoy día continua siendo considerada la obra maestra del pintor, pues contiene La Escuela de Atenas, El Parnaso y La disputa del Sacramento, que son algunas de las obras más conocidas del pintor. Como consecuencia de este gran éxito, le fueron encargadas nuevas estancias, desplazando a otros artistas previamente contratados, como Perugino o Luca Signorelli. Concluyó tres de ellas, todas con pinturas en sus muros y a menudo también en los techos. Sin embargo, la inmensidad del trabajo asumido le obligó a delegar la ejecución práctica de sus detallados diseños (que siempre realizó en persona) en los miembros del numeroso taller que había formado. Eran estos artistas de sobrada capacidad, que con posterioridad a la muerte del propio Rafael, se encargarían de la decoración de la cuarta estancia, basándose en los diseños que el maestro había dejado. La muerte de Julio II (1513) no interrumpió los trabajos, pues su sucesor, el papa León X, un Medici, estableció una relación cercana con el artista, que continuó recibiendo encargos.31 El amigo de Rafael, el cardenal Bibbiena, era uno de los antiguos tutores del nuevo papa, y su íntimo amigo y consejero.
Es evidente que Rafael se dejó influir por los frescos del techo de la Capilla Sixtina de Miguel Angel. Vasari dice que Bramante le introdujo en dicha capilla secretamente. La bastida correspondiente a la primera sección en ser terminada fue retirada el año 1511. La reacción de los demás artistas ante la superior fuerza expresiva de Buonarroti fue la cuestión dominante en el arte italiano en las dos décadas posteriores, y Rafael, que ya había demostrado su capacidad de asimilación de influencias externas a su propio estilo, aceptó el reto tal vez con mayor intensidad que cualquier otro artista. Uno de los primeros y más claros ejemplos fue el retrato del mismo Miguel Angel como Heráclito en La Escuela de Atenas, que parece sacado directamente de la Sibilas o los ignudi del techo de la Capilla Sixtina. Otras figuras de esta y otras obras posteriores en las estancias acusan la misma influencia, pero todavía más integradas en el estilo personal de Rafael.32 Buonarroti le acusó de plagio y unos años antes de la muerte de Rafael se quejaba en una carta del siguiente tenor: «todo lo que sabe de arte lo ha aprendido de mí», aunque en otras ocasiones se mostró más generoso.33
Estas enormes y complejísimas composiciones pueden ser consideradas entre las obras supremas del Renacimiento. Proporcionan una visión extremadamente idealizada de los sujetos representados, y las composiciones, aunque ya perfectamente concebidas en dibujo, parecen sufrir de «sprezzatura», un término ideado por su amigo Baldassare Castiglione, que el definía como «una cierta indiferencia que impregna toda la obra y que nos hace pensar o dir que ha fluido sin ningún esfuerzo».34 Según Michael Levey, «Rafael les da a sus figuras una gracia y claridad sobrehumanas en un universo de certezas Euclidianas».35 La pintura es de la máxima calidad en las dos primeras estancias, pero las composiciones posteriores, especialmente las que contienen acción de tinte dramático, no son completamente perfectas por lo que atañe a la concepción, como tampoco en la ejecución por parte de sus ayudantes.

Influencia

La influencia más evidente sobre sus primeras obras es aquella de Pietro Vannucci, el Perugino, uno de los más grandes pintores de la época, que trabajó sobre todo en Perugia y en Florencia.
La primera obra documentada de Rafael fue el retablo Baronci, una pala de altar para la iglesia de San Nicolás de Tolentino, en la Città di Castello, ciudad que se encuentra entre Perugia y Urbino. La pala fue comenzada en 1500 y terminada en 1501 (fue luego gravemente dañada durante un terremoto en el 1789 y actualmente apenas quedan algunos fragmentos). En los años siguientes Rafael pintó otras obras para las iglesias de Perugia y Città di Castello, entre las cuales destaca Los desposorios de la Virgen (que hoy se encuentra en la pinacoteca de Brera).
Obras de Rafael Sanzio [editar]

Obras de Rafael Sanzio

Rafael realiza alrededor de 185 obras pintadas, telas y frescos, explicándose tal cifra por la institución renacentista del taller formado por ayudantes.

Primeras obras

La resurrección de Cristo (Resurrección Kinnaird) (1499-1502) - Óleo sobre tabla, 52 x 44 cm, Museo de Arte de São Paulo, São Paulo, Brasil
Ángel (fragmento del Retablo Baronci) (1500-1501) - Óleo sobre tabla, 31 x 27 cm, Pinacoteca Civica Tosio Martinengo, Brescia, Italia
Ángel (fragmento del Retablo Baronci) (1500–1501 - Óleo sobre tabla, 57 x 36 cm, Louvre, París
Sagrada Familia con la Virgen del Velo (1500-1510) - Museo de Capodimonte, Nápoles


*San Sebastián (1501-1502), una de las primeras obras de Rafael, de influencia perugianesca
San Sebastián (1501-1502) - Óleo sobre tabla, 43 x 34 cm, Accademia Carrara, Bérgamo
La coronación de la Virgen (Retablo Oddi) (h. 1501-1503) - Óleo sobre lienzo, 267 x 163 cm, Museos Vaticanos, Ciudad del Vaticano, Roma
La Anunciación (Predela del Retablo Oddi) (h. 1501-1503) - Óleo sobre lienzo, 27 x 50 cm, Museos Vaticanos, Ciudad del Vaticano, Roma
La Adoración de los Magos (Retablo Oddi) (h. 1501-1503) - Óleo sobre lienzo, 27 x 150 cm, Museos Vaticanos, Ciudad del Vaticano, Roma
La presentación en el templo (Predela del Retablo Oddi) (h. 1501-1503) - Óleo sobre lienzo, 27 x 50 cm, Museos Vaticanos, Ciudad del Vaticano, Roma
Virgen Solly (Virgen con el Niño) (1500-1504) - Óleo sobre tabla, 53 x 38 cm, Gemäldegalerie de Berlín
Crucifixión Mond (Retablo de Città de Castello) (1501–1503) - Óleo sobre tabla, 281 x 165 cm, National Gallery, Londres
Las Gracias (h. 1501-1505) - Museo Condé, Chantilly, Francia
San Miguel (h. 1501) - Louvre, París
Retrato de un hombre (h. 1502) - Óleo sobre tabla, 45 x 31 cm, Galleria Borghese, Roma
Madona Connestabile (1502-1503) - Témpera sobre tabla, 17,5 x 18 cm, Museo del Hermitage, San Petersburgo
Virgen con Niño (1503) - Óleo sobre tabla, 55 x 40 cm, Museo de Arte Norton Simon, Pasadena
El Sueño del Caballero o Visión de un caballero (1504) - Temple al huevo sobre madera de álamo, 17.1 x 17.1 cm, National Gallery, Londres
San Jorge (1504) - Óleo sobre tablilla, 31 x 27 cm, Museo del Louvre, París
Los desposorios de la Virgen (1504) - Pintura al temple y al óleo sobre madera, 170 x 117 cm, Pinacoteca de Brera, Milán
Virgen con el Niño entronizados y santos (Retablo Colonna), (1504-1505) - Témpera y oro sobre tabla, 172,4 x 172,4 cm (panel principal), Metropolitan Museum of Art, Nueva York
Retrato de Perugino (h. 1504) - Temple sobre tabla, 57 x 42 cm, Uffizi, Florencia

Periodo florentino

Retrato de Elisabetta Gonzaga (h. 1504) - Óleo sobre tabla, 52,9 x 37,4 cm, Galería de los Uffizi, Florencia
Retrato de Pietro Bembo (h. 1504) - Óleo sobre tabla, 54 x 69 cm, Museo de Bellas Artes, Budapest


La bella Jardinera 1507, Óleo, 122 × 80 cm, Museo del Louvre, París
Virgen Terranova (1504-1505) - Óleo sobre tabla, 87 cm, Staatliche Museen de Berlín
Retrato de Isabel Gonzaga (1505) - Óleo sobre tabla, 52,9 x 37,4 cm, Uffizi, Florencia
Pala Ansidei o Madona de los Ansidei (La Virgen entre san Juan Bautista y san Nicolás de Bari) (h. 1505-1506) - Óleo sobre tabla de álamo, 274 x 152 cm, National Gallery, Londres
Cristo Bendiciendo (1505) - Óleo sobre tabla, 30 x 25 cm, Pinacoteca Civica Tosio Martinengo, Brescia, Italia
Madona del gran duque (h. 1505) - Óleo sobre tabla, 84 x 55 cm, Palacio Pitti, Florencia
Joven con manzana (1505) - Óleo sobre tabla, 47 x 35 cm, Uffizi, Florencia
Virgen del jilguero (h. 1505) - Uffizi, Florencia
San Jorge y el dragón (1505-1506) - Óleo sobre tabla, 28.5 x 21.5 cm, National Gallery of Art, Washington
La mujer encinta (La Donna Gravida) (1505-1506) - Óleo sobre tabla, 66 x 52 cm, Palacio Pitti, Florencia
Agnolo Doni (1505-1507) - Óleo sobre tabla, 63 x 45 cm, Palacio Pitti, Florencia
Retrato de Maddalena Doni (1505-1507) - Óleo sobre tabla, 63 x 45 cm, Palacio Pitti, Florencia
Sagrada Familia (1506) o Virgen con san José lampiño (1506) - Temple sobre madera transferido a lienzo, 74 x 57 cm, Museo del Hermitage, San Petersburgo
Autorretrato (1504–1506)
Virgen del prado, Madonna del prado o La Virgen con el Niño y san Juan (1505-1506) – Pintura al temple y al óleo sobre madera, 113 x 88 cm, Kunsthistorisches, Viena
Virgen de los claveles (hacia 1506–1507) – Óleo sobre madera de frutal, 28,8 x 22,8 cm, National Gallery, Londres
Mujer joven con unicornio (1506, discutida) - Óleo sobre lienzo, 65 x 51 cm, Galleria Borghese, Roma
La bella jardinera (1507) - Louvre, París
Santa Catalina de Alejandría (1507) - Óleo sobre tabla, 72 x 55 cm, National Gallery, Londres
Sagrada Familia Canigiani (1507) - Óleo sobre tabla, 132 x98 cm, Alte Pinakothek, Múnich
Las tres virtudes teologales (tríptico) (1507) - Óleo sobre tabla, 16 x 44 cm (cada una), Museos Vaticanos, Ciudad del Vaticano, Roma
La Sagrada Familia del cordero (1507) - Óleo sobre tabla, 29 x 21 cm, Museo del Prado, Madrid.
El Santo Entierro (1507-1508) - Óleo sobre tabla, 184 x 176 cm, Galleria Borghese, Roma
Retrato de una joven (La Muta) (La Muta) (1507-1508) - Óleo sobre tabla, 64 x 48 cm, Galería Nacional de las Marcas, Urbino
La Virgen de Bogotá (Virgen con Niño)]] (1507) - NY Bank Volt, Nueva York
Madona Tempi (Virgen con Niño) (1508) - Alte Pinakothek, Múnich

Periodo romano

Pala Baglioni (1507)
Retrato del cardenal Alessandro Farnese (1509-1511) - Museo de Capodimonte, Nápoles
Virgen de Loreto (Virgen del Velo) (1509-1510) - Óleo sobre tabla, 120 x 90 cm, Museo Condé, Chantilly, Francia
Virgen Aldobrandini (1510) - Óleo sobre tabla, 38,7 x 32,7 cm, National Gallery, Londres
Virgen con la diadema azul (1510-1511) - Óleo sobre tabla, 68 x 44 cm, Museo del Louvre, París
Retrato de cardenal (1510-1511) - Óleo sobre tabla, 79 x 61 cm, Museo del Prado, Madrid
Virgen de la Casa de Alba (1511) - Óleo sobre lienzo, diámetro 98 cm, National Gallery of Art, Washington
Retrato de Julio II (1511–1512) - Óleo sobre tabla, 108 x 80,7 cm, National Gallery, Londres
El profeta Isaías (1511-1512) - Fresco, 250 x 155 cm, Sant'Agostino, Roma
Retrato del papa Julio II (1512) - Óleo sobre tabla, 108,5 x 80 cm, Uffizi, Florencia
Madona de Foligno (hacia 1512) - Óleo sobre madera, trasladado a lienzo, 301 x 198 cm, Museos Vaticanos, Ciudad del Vaticano, Roma
Triunfo de Galatea (1512) - Fresco, 295 x 224 cm, Villa Farnesina, Roma
Retrato de Tommaso Inghirami (1512-1514) - Boston
Madonna Sixtina o Madona de San Sixto (1513-1514) - Óleo sobre lienzo, 265 x 196 cm, Gemäldegalerie Alte Meister, Dresde
Virgen de la silla (Virgen con Niño y san Juanito) (1513-1514) - Óleo sobre tabla, diameter 71 cm, Galería Palatina (Palacio Pitti), Florencia
Virgen de la Impannata (1513-1514) - Óleo sobre tabla, 158 x 125 cm, Galería Palatina, Palacio Pitti, Florencia
Virgen del pez (hacia 1514) Museo del Prado, Madrid
Virgen de la tienda (1514) - Óleo sobre tabla, 65,8 x 51,2 cm, Alte Pinakothek, Múnich
Retrato de Francesco Maria della Rovere - Óleo sobre tabla, 75 x 59 cm, Galería Czartoryski, Cracovia
Retrato de Bindo Altoviti (c. 1514) - Óleo sobre tablilla, 60 x 44 cm - National Gallery of Art, Washington
Sibilas (1514) - Fresco, anchura en la base 615 cm, Santa Maria della Pace, Roma
El éxtasis de santa Cecilia (1514-1516) - Óleo sobre tabla, 220 x 136 cm, Pinacoteca Nazionale de Bolonia
Baldassare Castiglione, (h. 1515) - Óleo sobre lienzo, 82 x 67 cm, Louvre, París
Mujer con un velo (La Donna Velata) (1515-1516) - Óleo sobre lienzo, 82 x 60,5 cm, Palacio Pitti, Florencia
Retrato de Tommaso Inghirami (1515-1516) - Óleo sobre tabla, 91 x 61 cm, Palacio Pitti, Florencia
Serie de diez cartones para tapiz de Los hechos de los Apóstoles, de los que ahora subsisten siete (1515-16), Royal Collection, en depósito en el Victoria and Albert Museum de Londres
Palacio Branconio dell'Aquila en Borgo (c. 1515-1517) - Destruido
Retrato del Cardenal Bibbiena (c. 1516) - Óleo sobre lienzo, 85 x 66,3 cm, Palacio Pitti, Florencia
Retrato de Andrea Navagero y Agostino Beazzano (c. 1516) o Retrato doble - Óleo sobre lienzo, 77 x 111 cm, Galería Doria Pamphilj, Roma
Iglesia de san Eligio degli Orefici cerca de Via Giulia (c. 1516)
Creación del mundo (1516) - Mosaico en la Capilla Chigi, Santa María del Popolo, Roma
La Transfiguración (hacia 1517-1520) - Óleo sobre lienzo, 405 x 278 cm, Museos Vaticanos, Roma
El papa León X y dos cardenales (1517–1519) - Óleo sobre tabla, 155 x 118 cm, Galería de los Uffizi, Florencia
Caída de Cristo en el camino del Calvario conocida como Lo Spasimo (1516-1517) - Óleo sobre tabla, transferido a lienzo, 318 x 229 cm, Museo del Prado, Madrid
La sagrada familia, conocida como La gran sagrada familia de Francisco I (1518) - Louvre, París
La visión de Ezequiel (1518) – Óleo sobre tabla, 40 x 29 cm, Palacio Pitti, Florencia
San Miguel derrota a Satanás (1518) - Louvre, París
Virgen de la Rosa (h. 1518; con ayuda de taller) - Óleo sobre tabla, Museo del Prado, Madrid.
Autorretrato con un amigo (1518-1519) - Óleo sobre lienzo, 99 x 83 cm, Louvre, París
Retrato de una joven (La fornarina) (1518-1519) - Óleo sobre tabla, 85 x 60 cm, Galería Nacional de Arte Antigua, Roma
La Visitación (con ayuda de taller) - Museo del Prado, Madrid
Virgen del roble (con ayuda de taller) - Museo del Prado, Madrid.
Retrato de joven - Museo Thyssen-Bornemisza, Madrid.

Estancias en los apartamentos papales

El papa le hizo pintar cuatro grandes estancias de los aposentos papales entre el 1508 y el 1520, con muchos alumnos como ayudantes; las estancias son:
Ciclo de la Estancia de la Signatura, 1508-1511, Roma, Vaticano. Visualización de los conceptos de Verdad, Bien, Belleza. La verdad está encarnada por la filosofía, celebrada en la Escuela de Atenas: en un importante edificio clásico están reunidos todos los más importantes filosófos de la antigüedad, puestos sobre dos niveles, separados de una escalinata. Al centro, alrededor del punto de fuga, se encuentran Platón y Aristóteles (el primero indica al cielo y el segundo a la tierra). El conjunto está fuertemente en prospectiva y da un sentido de equilibrio, compostura y armonía. La figura de Heráclito (que representa a Miguel Angel) fue dibujada en un segundo momento, gracias a la inspiración de las primeras partes visibles de la bóveda de la Capilla Sixtina.
Eliodoro: episodios históricos en los cuales se demuestra la protección de Dios a la iglesia. Una de éstas es la Liberación de San Pedro de la cárcel: el cuento está dividido en tres escenas distintas: al centro un ángel despierta al santo, a la derecha ambos escapan, a la izquierda los soldados se despiertan para perseguirlos. El elemento más importante es aquél de la luz: débil aquella de la luna y resplandeciente la del ángel, que se suma a aquella natural que proviene de la ventana (real) inferior.
Ciclo de la Estancia del incendio, 1514-1517, Roma, Vaticano. Historias de papas que compartían el nombre de León (ciertas adulaciones al nuevo papa León X). El incendio del Borgo era un incendio que se concluyó con el simple gesto de la cruz del papa papa León IV. El dibujo es rico en movimientos y pone en confrontación la vieja basílica paleocristiana, un edificio con características clásicas, con la arquitectura del siglo XVI y los tres órdenes clásicos romanos, el orden dórico, el jónico y el corintio: éstas son señales evidentes del interés del artista por la arquitectura.


Liberación de san Pedro, 1514.
Costantino (sólo proyectada): episodios de la vida del emperador.

Los frescos elaborados por Rafael en la Ciudad del Vaticano (Roma) son, por orden cronológico:
La disputa (1509-1510) - Anchura en la base 770 cm
La escuela de Atenas (1509-1510) - Anchura en la base 770 cm
El Parnaso (1511) - Anchura en la base 670 cm
Las virtudes cardinales (1511) - Anchura en la base 660 cm
La expulsión de Heliodoro del templo (1511-1512) - Anchura en la base 750 cm
Liberación de san Pedro (1514) - Anchura en la base 660 cm
El incendio del Borgo (1514) - Anchura en la base 670 cm
El encuentro entre León el Grande y Atila (1514) - Anchura en la base 750 cm

Notas

a. ↑  Entre las variantes de su nombre, hay, además "Raffaello Santi", "Raffaello de Urbino" o "Rafael Sanzio de Urbino". El apodo Sanzio deriva de la latinización del italiano, Santi en Santius. Normalmente firmaba los documentos como "Raphael Urbinas" - una forma latinizada.36
b. ↑  Las fechas de nacimiento y muerte han sido muy discutidas, y pueden no ser ciertas.
c. ↑  La obra fue muy dañada por un terremoto en el año 1789 y sus restos se encuentran dispersos en los museos de Europa.


Referencias

↑ a b Enciclopedia Catalana, SAU (28 de enero de 2008). «Rafael» (en catalán). Consultado el 22 de junio de 2009.
↑ John Fleming (1982). A World History of Art. London: Macmillan. p. 357.
↑ Vasari, pág. 208, 230.
↑ Urbino: The Story of a Renaissance City de June Osborne, en la pág. 39 dice que el lugar contaba con unos "pocos miles" de habitantes como mucho, aún hoy en día cuenta con 15.000 habitantes si no se toman en cuenta a los estudiantes universitarios
↑ Serra, pág. 15.
↑ Jones and Penny:1-2
↑ Vasari, pág. 207.
↑ Jones & Penny, pág. 204.
↑ Jones & Penny, pág. 5.
↑ Vasari, capítulo Life.
↑ Imagen de Rafael Sanzio en el Museo Ashmolean.
↑ Jones & Penny: 4-5, 8 y 20
↑ Simone Fornari en 1549-50, véase también Gould, pág. 207.
↑ Jones & Penny, pág. 8.
↑ Wölfflin, pág. 73.
↑ Jones y Penny, pág. 17.
↑ Jones & Penny, pág. 2-5.
↑ Jones y Penny, pág. 5-8.
↑ "Un esbozo superviviente parece ser principalmente debido a Rafael". Jones y Penny, pág. 20.
↑ Jones y Penny, pág. 171.
↑ Gould, pág. 207-208.
↑ Jones y Penny, pág. 5.
↑ National Gallery de Londres Jones & Penny:44
↑ Jones & Penny:21-45
↑ Vasari, Michelangelo:251
↑ Jones & Penny:44-47, and Wöllflin:79-82
↑ Jones & Penny:49, difieren ligeramente de Gould:208 con respecto a la fecha de su llegada
↑ Vasari:247
↑ aunque Julio II no era un gran lector (un inventario realizado tras su muerte suma un total de 220 libros, muchos para la época, pero una cantidad totalmente insuficiente para una biblioteca de tales dimensiones. No había sitio para estanterías en sus muros, por lo que los volúmenes se hallaban almacenados en cajones en medio de la biblioteca; dichos cajones fueron destruidos durante el Saco de Roma en 1527. Jones & Penny:4952
↑ Jones & Penny:49
↑ Jones & Penny:49-128
↑ Jones & Penny:101-105
↑ Blunt:76, Jones & Penny:103-5
↑ Book of the Courtier 1:26 The whole passage
↑ Levey, Michael; Early Renaissance, p.197 ,1967, Penguin
↑ Gould, pág. 207.

Bibliografía

Blunt, Anthony, Artistic Theory in Italy, 1450-1660, 1940 (refs. de l'ed. de 1985), OUP, ISBN 0-19-881050-4
Gould, Cecil, The Sixteenth Century Italian Schools, National Gallery Catalogues, Londres 1975, ISBN 0-947645-22-5
Roger Jones and Nicholas Penny, Raphael, Yale, 1983, ISBN 0-300-03061-4
Landau, David in:David Landau & Peter Parshall, The Renaissance Print, Yale, 1996, ISBN 0-300-06883-2
Pon, Lisa, Raphael, Dürer, and Marcantonio Raimondi, Copying and the Italian Renaissance Print, 2004, Yale UP, ISBN 978-0-300-09680-4
Shearman, John; Raphael in Early Modern Sources 1483-1602, 2003, Yale University Press, ISBN 0-300-09918-5
Vasari, Vida de Raphael de Vides d'Artistes, edició emprada: Artists of the Renaissance selecció i ed. Malcolm Bull, Penguin 1965 (núms. de pàg. de l'ed. BCA, 1979)
Wölfflin, Heinrich; Classic Art; An Introduction to the Renaissance, 1952 (inglés) (Ed. 1968), Phaidon, Nova York.
Frederick Antal, Rafael entre el clasicismo y el manierismo, Editorial Visor, (1988) ISBN 84-7774-011-9

Fuente: http://es.wikipedia.org/wiki/Rafael_Sanzio

1 comentario: